Celebración Fourvière

Celebración Fourvière

Hoy, 29 de octubre de 2015 hemos conmemorado el segundo de los momentos claves que nos recuerdan el camino emprendido por el padre Champagnat hace 200 años, el llamado Año Fourvière.

Este acontecimiento se encuadra dentro de las celebraciones del Bicentenario de la fundación del Instituto Marista que se cumplirá el próximo 2 de enero de 2017 y que ya iniciamos el año pasado al recordar el primer momento clave de nuestra historia marista, el Año Montagne.

El acto conmemora el 23 de julio de 1816, momento en que Marcelino Champagnat, recién nombrado sacerdote, subió, junto con otros once compañeros de seminario, al santuario de Fourvière en Lyon (Francia). Allí, delante de la estatua de la Virgen negra hacen la promesa de dedicar todas sus energías a la creación de una nueva familia religiosa al servicio de los niños y bajo la protección de María. Esta promesa se considerará como el acto fundacional de la Sociedad de María, una comunidad formada por sacerdotes, hermanos, hermanas y laicos, germen del actual Instituto marista.

 

Para festejarlo, alumnos, profesores y un buen número de padres hemos celebrado un simbólico acto a las 11 de la mañana en el patio del colegio, bajo un tímido sol que se ha terminado por abrir  paso entre las nubes que amenazaban lluvia.

Todos los alumnos de Primaria han rellenado con sus cuerpos un enorme “200” dibujado en el suelo, que simboliza los años de trayectoria marista, así como la palabra “Fourvière” que recuerda el lugar en el que nació el compromiso de Marcelino con María.

 

Así, 2º de Primaria ocupó el 2, 3º el 0 de las decenas y 4º el 0 de las unidades. Mientras tanto, el resto de alumnos de Primaria, formaron la palabra Fourvière: 6º las letras FOU; 1º ocupó  RV y 5º completó IERE. En el centro se colocó un gran círculo formado por los niños de Infantil, en cuyo interior había cabida para un enorme puzzle con el dibujo del logo de este año, la Basílica de Nôtre Dame de Fourvière, que poco a poco fueron completando nuestros pequeños.

 

 

Todos juntos, hemos cantado el himno de Fourvière y elevado a la Buena Madre un Ave María en inglés poniéndonos bajo su protección como hace doscientos años hiciera Marcelino.

 

Para terminar y al ritmo de la canción “Tú serás hoy Champagnat”, nuestros chavales agitaron unos pañuelos conmemorativos del acto celebrado. En ese momento letras y números cobraban vida recordándonos a todos que el legado de Marcelino sigue vivo en todos nosotros y es nuestra misión continuarlo.

  

 
 
               
   
 
 
 

 

PROGRAMAS EDUCATIVOS ESPECÍFICOS

       eTwinning       

Colegio Maristas Navalmoral de la Mata . Espacio desarrollado por LCIbérica © LCIbérica.